Con la mirada puesta en el futuro

El día domingo en el país y en nuestra Provincia de Buenos Aires se desarrollaran las primarias abiertas simultáneas y obligatorias, instancia hoy confusa en la que cada uno de nosotros puede preseleccionar a sus representantes para las elecciones generales del 23 de octubre. Pero mas allá de este desconcierto electoral a la que no ayudo a dilucidar el Gobierno en estos días de campaña, el domingo, sobre todo, el país, la provincia y Lanús eligen futuro.

Es el futuro lo que está en juego. El de nuestros hijos. El de nosotros. El de nuestros viejos. Y para construirlo nos encontramos en una encrucijada como pueblo. Es una elección entre un modelo que se dice actual pero que atrasa 30 años. Si, atrasa. Nos habla en el discurso y en la acción de los ´70, cuando debemos mirar al 2020, al 2030. Que en los últimos 20 años ha menguado valores esenciales como la igualdad de oportunidades, la solidaridad, el enaltecimiento del mérito, la confianza en la palabra dada, el reconocimiento de las jerarquías construidas por la honradez, el conocimiento, la idoneidad, la generosidad. Que se dice progresista pero ha generado una autentica dictadura de la pobreza, de la corrupción, de las patotas, del destrato institucional, de la dependencia de las migajas de lo público. Porque eso es lo que pasa cuando una familia vive por generaciones enteras presa de un plan social, de un sistema que no posee salud, educación o empleo de calidad. Es rehén. Pierde su derecho inalienable a la autodeterminación personal, a construir con su sudor su plan de vida libre e igualitario para ella y su familia.

Este modelo ha dejado aparecer soluciones individualistas extremas, búsquedas del éxito personal a cualquier precio e incluso defensa de la vida, la libertad y la propiedad mediante soluciones privadas. Algo que parece tan normal en nuestros días, no lo es. Pensémoslo por un minuto.

Se ha desequilibrado la primacía de la educación pública a favor de las soluciones privadas, la seguridad pública por la privada, el transporte público colectivo por el individual, la salud pública por la privada. Se pospuso insensiblemente las inversiones indispensables en servicios de agua, cloacas y luminarias, seguridad, descentralización administrativa, saneamiento de ríos, protección del medio ambiente, provisión de energía a valores equitativos y ejecución de una política de viviendas acorde con los cambios territoriales y el avance demográfico.

¿Y Lanus? Lamentablemente, nuestro querido Municipio es un acabado muestrario de todos y cada uno de los problemas que mencionamos. O peor. En estos días, te habrás sofocado de publicidad política, de carteles callejeros, de boletas en tu casa. Unos te proponen seguir cambiando y hace 4 años que no cambiaron nada. Otros te hablan de un sueño, pero un sueño sin contenido. Otros volver a lo viejo que dejo a Lanús como esta. Y otros, lamentablemente, ya ni sabes que proponen. En el fondo, nada de eso importa. Solo importas vos. Y para ello, primero es el domingo.

Somos la única fuerza que propusimos distintos ejes de campaña para cambiar Lanús (Infraestructura y servicios; nuevas tecnologías, poder al vecino). Nuestras propuestas son públicas y son el compromiso que asumimos con el vecino de Lanús. Somos la única garantía de un cambio seguro en Lanús. Porque sí, lo sabes: esta ciudad es inviable e invivible así como esta. Necesitamos imperiosamente un cambio en el vínculo del vecino con el gobierno municipal. ¿Te imaginas un gobierno que sea tuyo?. ¿Del que te sientas parte, que este cerca y te de orgullo?. Nosotros queremos recorrer ese camino. Con gestión, con participación, con visión de futuro. Con vos.  Juntos.

En mi caso, tengo 33 años. Sigo viviendo en el barrio de toda la vida (Gerli) y aspiro a ser Concejal para trabajar por un Lanús más justo, moderno, solidario y cercano al vecino. En definitiva, quiero ser tu concejal. Porque esa es tu banca. No lo olvides. Y tiene que ser de puertas abiertas.

Para eso necesitamos ser protagonistas. Este domingo 14 de agosto tenés la oportunidad de ponerle fin a las calles rotas, a los basurales, a la falta de redes cloacales, a la carencia de descentralización municipal en cada barrio, a la inexistencia de luminarias y cuidado del espacio público, como así también a los problemas de inseguridad y violencia que vivimos cotidianamente. Este domingo, vení y vota.

Pensá en la herramienta fundamental de la democracia que tenés en tus manos. Que nadie te compre. Que nadie pueda venderte. Por eso te pedimos que nos acompañes.  Y para evitar cualquier tipo de confusión o fraude, te pedimos que lleves la boleta desde casa. La 137-Blanca, que lleva a Folino como Intendente, a De Narvaez como Gobernador y a Alfonsin como Presidente. La que lleva a los candidatos de la Unión Cívica Radical de Lanús. De esta manera, no van a poder robarnos los sueños, y el futuro que queremos construir, y podemos garantizar todos juntos la victoria del domingo y de octubre.

Creemos en el futuro de Lanus. De vos depende.

Emiliano Bursese

 

Dejános tu comentario

Dejános tu comentario a continuación, o realizá un trackback desde tu sitio. También podés suscribirte a estos comentarios via RSS.

Tu correo nunca será divulgado. Los campos marcados son obligatorios. *